Enofusión


Enofusión 2016 posiciona al vino como protagonista dentro de la gastronomía en una edición emocionante

El Congreso Internacional del Vino cierra su edición más ambiciosa tras la celebración de 16 catas magistrales, la presencia de destacadas empresas del sector vitivinícola, y con más de 10.000 visitantes.

Enofusión 2016 celebró su sexta edición los días 25, 26 y 27 de enero de 2016, en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid, junto a la XIV Cumbre Gastronómica Madrid Fusión.

 

Enofusión, el Congreso Internacional del Vino, sitúa por sexto año consecutivo al vino en el lugar protagonista que merece dentro de la gastronomía. Durante los días 25, 26 y 27, el Congreso contó con 16 catas magistrales en el Centro del Vino, y reunió a numerosas bodegas, denominaciones de origen y otras empresas del sector en las Expobodegas, así como 177 referencias enológicas de toda España en el Enobar.

 

El Centro del Vino

Las catas de El Centro del Vino estuvieron protagonizadas  por vinos de gran calidad, y bañadas por la  emoción. Los puntos fuertes este año no sólo fueron la selección de vinos, o las armonías, sino el carisma de los presentadores y la presencia de figuras como Alejandro Fernández, premiado por Enofusión por su trayectoria en el mundo del vino, quien ofreció uno de los momento más intensos y especiales de esta edición.

La primera cata de 2016, “Presente y futuro de los Grands Crus Classés de Burdeos”, a cargo de Philippe Castejà, presidente del Consejo de los Grands Crus Classés de Burdeos, consiguió cautivar, ya desde primera hora del lunes, a los asistentes. Una cata que además era la primera que organizaba el Consejo en nuestro país. Después, Protos se descubrió ante el público para analizar los mejores Gran Reservas que sus viñedos han dado durante este siglo. Ribeiro, al llegar el medio día, desplegaba hasta 17 de sus etiquetas para comparar cómo el paso del tiempo, no hace sino potenciar las características de sus blancos.

Ya a primera hora de la tarde, Jordi Melendo conseguía captar la atención de una sala abarrotada con la cata “Champagne, el más universal de todos los vinos”. La penúltima cita del lunes, sirvió para poner en valor el terruño y la singularidad que aporta a los vinos, con la cata de Ramón Bilbao y sus vinos de finca. Para finalizar el día, en la cata de Izadi, los presentes pudieron apreciar el mimo y las historias tras los vinos de esta bodega.

En el segundo día de Enofusión, Nomacorc despertó los sentidos animando al público a “buscar el aroma escondido” a través de una cata interactiva, que sirvió para introducir los tapones de Vinoloc. Con los sentidos entrenados, se pudieron degustar las diferentes elaboraciones que Juvé&Camps realiza, con la uva Xarel·lo como guía del relato. A continuación, le tocó el turno a Uruguay, que por segundo año consecutivo hizo viajar a los asistentes de Enofusión, mediante sus vinos. En esta ocasión se degustaron los Tannat de cuatro bodegas jóvenes del país.

Con las papilas gustativas afiladas, la tarde dio paso a la cata armonizada que la DO Catalunya y el chef del Restaurante Casamar, Quim Casellas, habían preparado para la ocasión: un menú centrado en el producto de calidad y de la zona para combinar desde blancos, a tintos o espumosos. Le siguió una de las catas más esperadas, la degustación de garnachas que el Concurso Internacional de Garnachas había preparado como evento previo a su celebración, el 5 de febrero. La selección de vinos fue tan cuidad como la de los sumilleres escogidos para la cata, cuya combinación consiguió sublimar las emociones en la sala. Para finalizar el martes, los asistentes volvieron a viajar al continente americano a través de la cata “Los Vinos Chilenos de Bodegas Torres”. Un recorrido por siete referencias que reflejaban la labor enológica del grupo en dicho país.

El último día comenzó con la cata en honor a Alejandro Fernández, presidente del Grupo Pesquera, galardonado con el premio Enofusión a Impulsores del Vino Don Luis Hidalgo 2016, por toda una vida dedicada al mundo del vino. Durante la cata se pudo degustar una muestra de lo que es a día de hoy este gran grupo, con una sorpresa por parte del propio Fernández, quien ofreció a la sala un par de referencias históricas de su propia colección. Esta degustación sirvió como preludio a la entrega del premio, un acto bañado por la emoción de Alejandro Fernández y la de todos los presentes.

Tras una mañana sobrecogedora el Centro del Vino dio paso a dos grandes catas maridadas ya asiduas a Enofusión. Por un lado, Makro realizó una cata armonizada con las tapas del chef Íñigo Lavado y una selección de sus vinos franceses. Por otro, Freixenet presentó su concepto ENTRETENEDORES, donde los vinos se presentaron en una cata a ciegas, armonizados con las creaciones de Juan Antonio Medina, del restaurante Álbora, mientras que en el fondo de la sala se dibujaba en tiempo real el desarrollo del acto.

El cierre de las catas de Enofusión 2016 lo pusieron los vinos de Toledo. Una cata con una selección de vinos de las diferentes denominaciones de origen de la provincia, servidos con una pequeña degustación de productos gastronómicos de Toledo.

 

Speedtasting

Entre las actividades de Enofusión 2016 que apostaron por la innovación, estuvieron las Speedtasting: una nueva y original forma de catar basada en las citas rápidas, tan famosas en países como Estados Unidos. Unas “citas” donde los bodegueros debían presentar en pocos minutos sus vinos, ante un grupo de blogueros y periodistas, mientras que estos creadores de tendencias publicaban sus impresiones sobre los vinos en sus redes sociales. El formato fue un éxito e incluso surgieron parejas del encuentro, que pueden verse a través del hashtag #STEno16.

Expobodegas y Enobar

La zona expositiva de Expobodegas y Enobar dobló su espacio en esta sexta edición. Más de 40 expositores entre bodegas, denominaciones de origen y otras empresas del sector se dieron cita para mostrar sus productos y trabajo ante los más de 10.000 asistentes que pasaron por el Palacio Municipal del Congresos de Madrid durante la edición 2016.

Las Expobodegas de esta edición fueron: Alilian Bodegas y Viñedos, Avelino Vegas, Bodegas Altanza, Bodegas Naranjo, Bottelo, Campos Reales, Carrascas, Cinema Wines, Cuatro Rayas, DO Catalunya, DO Ribeiro, Ecorazon, Félix Callejo, Fontana, el grupo de bodegas Inkordia Wines, Garnachas del Mundo, Grupo Artevino, Grupo Zadibe, Javier San Viticultor, Juvé&Camps, Koala, Makro, Nomacorc, Orowines, Pagos de Familia Vega Tolosa, Raíz de Guzmán, Toro Albalá y Torres.

Este año, Expobodegas también contaba con una nueva zona dedicada al vermú, en una apuesta por este aperitivo imprescindible que resultó ganadora, ante la afluencia de público con la que contó. En él se encontraban las elaboraciones de Martínez Lacuesta, Molteni (Grupo La Navarra) y Zecchini.

También se ha tendido la mano a otras bebidas, ya sin la uva como base, pero con la misma filosofía de bebida fermentada a partir de algo tan saludable como la manzana. La DOP Sidra de Asturias contó con stand propio para mostrar que la sidra es tendencia.

 

La sexta edición de Enofusión ha sido la más ambiciosa y emocionante de su historia, ante la apuesta del sector enológico, por este evento que año tras año suma apoyos. Dentro de la Cumbre Gastronómica Madrid Fusión, que ha dedicado su XIV edición al lenguaje de la post vanguardia, Enofusión sigue posicionando el vino dentro de la gastronomía con el papel protagonista que merece.